La Iglesia de Santa María de la Concepción de los Capuchinos, también conocida como Nuestra Señora de la Concepción, es sin lugar a dudas uno de los templos más atractivos de entre las numerosísimas iglesias que adornan Roma. Situada en la famosa Vía Veneto, esta iglesia  fue construida en las cercanías del Palacio Barberini, por encargo del Papa Urbano VIII en honor de su hermano Antonio Barberini,  quien formaba parte de la Orden de los Capuchinos y cuya sepultura aún se conserva en el interior de la mencionada iglesia frente al altar mayor.  

Deja un comentario

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. mas informacion

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o si hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento para ello.

Cerrar